Sentires, desde mis tripas.

Entradas etiquetadas como ‘pareja’

CavilandoAndo

  • Hablando con sensatez en estas cuestiones del amor, algo que no me ha quedado claro es el porqué deberíamos de luchar por una persona, eso de batallar/pelear/disputar y hasta enfrentarse a un tercero sólo por el “amor” que se le tiene al otre.
    Pero no me respondan como el promedio y que para mi es una respuesta mediocre ‘porque no has amado de verdad’ claro que lo he hecho y mírenme aquí soltera, a veces cavilando el porqué de mi pensar, el porqué mi desapego hacia el otre, me ha traído a este lado de la barda donde solo observo, donde pienso qué bueno que no insistí, estoy a salvo, me felicito por no dar la segunda oportunidad otras me pregunto, si de verdad hubiese permanecido sería yo la que estuviera casadita con el tipo, aunque ausente pero finalmente casada, limitada en todos los sentidos pero sabiendo que un bulto amanece a mi lado.
    Pelear para qué, solo por no quedarme en impar?
    Llegue al mundo así, en unidad.
    Disputar el cariño con otre, combatir para quedarse con el premio de consolación porque no es el del primer lugar eh!
    De verdad se necesita demostrar como un animal que defiende al crío, para que el otre crea, asevere esa adoración que tiene y se sienta el ultimo oasis del desierto?
    Dejar pedazos de sí mismo y hasta la dignidad en prenda con tal de conservar el afecto, ese amor que se ha construido a base de estúpidas ‘pruebas’ de lealtad de para saber cuánto le quiere?
    Neta, qué tan jodido se necesita estar para llegar a eso, dejar de ser uno mismo, perder hasta la esencia en pos de un amor que jamás olvidarán –porque además así lo elijen– de un alguien que no les amará igual que ustedes.
    Que tanto debí ‘aguantar’ para que el último pseudohombre con el que compartí comprobara que le quería, hasta que me arrastrara con el último dejo de lo que soy, de lo que he construido y reconstruido de mi misma?
    Hasta dónde les invade el vacío emocional de no saberse queridos por otre, porque no se bastan así mismos… es algo que se aprende, porque rogar, suplicar que les quieran si ustedes no se aman a sí mismos.

AleskaHadaVerde

2017-abril

 

Hombres malotes…y mujeres qué

A veces, creo, es fácil hablar mal de un hombre, será porque somos más mujeres en este México, o de verdad harán efectivo ese de que a cada hombre le tocan 7 mujeres…

 

Dentro de lo más demandado a los hombres, es el que no cumpla con sus funciones de ‘padre-engendrador’, porque es un abandonador de hijos… aunque esto es coResponsabilidad de los ‘cogientes’ si no usan condón.

 

Es responsabilidad de la señora en cuestión de si gesta o no al producto, aunque claro, si de parte del sujeto sale la sugerencia de: abórtalo, esas culpillas que implantan a la mujer como parte de la educación en casa… o porque desde niñas lo han escuchado y se porque se ve en el ambiente donde cohabitan, muchas dicen no, por miedo, por ignorancia y sobre todo porque D-os las va a castigar… yo creo que ese D-os también debería castigar a las que nomás los echan al mundo y no se ocupan de ellos.

 

La mayoría de estas mujeres que apechugan un embarazo, creen que una vez parido y mostrado al engendrador, este le entrará la ternura y dirá sí nos juntamos… y no es verdad, qué les hace creer que si no las acompañó en el proceso las va a apoyar para mantenerlo y con lo caro que cuestan!!

 

Aun así muchas mujeres le echan la culpa a los hombres, por no hacerse cargo de sus hijos, aun así muchas le ponen el apellido del padre creyendo que alguna vez lo reconocerá, muchas de ellas le inventan historias al crío con la estúpida esperanza de que el engendrador algún día volverá de la contienda…con otras mujeres.

 

Ahora que sí, hay hombres que se ufanan de tener hijos por doquier y presumen el número de vástagos como si ellos los mantuvieran, bueno es mucho pedir, si quiera llevaran su apellido o al menos le dieran un abrazo al fruto de la calentura o bien del ‘amor’ de uno de ellos.

 

A todos esos engendradores no se les debe llamar padres de… son reproductores de creaturas y punto.

 

Otro reclamo es el amor…bendito afecto, cariño, enamoramiento…

 

Que si se llevó el corazón, le dieron todo, hicieron todo por él, lo amaron como nadie, dejaron la vida que llevaban y hasta se enemistaron con la familia… en fin argumentos no faltan en estas cuestiones del querer.

 

Así como el punto anterior, para una yunta se necesitan dos, a fuerza, no hay de otra.

 

Si entregó todo el corazón, todo el amor, lo quiso más que él, etc., fue porque así lo decidió Usted y también porque el otro lo permitió (aquí aplica en ambos sexos, ellos también se quejan por esto de que no les corresponden como ellos quisieran, imaginan o creen que están obligadas a…). Uno es quien decide qué hacer con el afecto, cómo compartirlo.

 

Pero lo que es más controversial son las expectativas que ponen con el otro; porqué esperar un algo a cambio, dónde dice que das y recibes así en automático, pues si no es compra-venta de sentimientos.

 

Uno da así nomás, tal vez, o quizás regrese, no es al antojo, es cuando uno sabe corresponder y sabrá qué con lo que se recibe, el universo es sabio.

 

Ahora, que hay hombres vividores, estafadores e hijosdeputa sí, si los hay pero qué creen, que también las mujeres son así, algunas se les llama arribistas, sólo que en ellas es mal visto porque, pues son mujeres, el sexo débil; y no lo presumen o expresan ni estando borrachas; ellos sí, necesitan hacerle saber al mundo que tienen el poder, que son unos machos, que tienen el control y que como tal se les debe honrar y todo por esas adoradoras del pene.

 

Para ambos géneros; el respeto se gana y es con trabajo, con acciones, no solo porque el cuerpo y la carita mona que tienen que pareciera están hechos a mano. No, hay que esforzarse en ello, en el respeto.

 

No defiendo a uno y a otra, tampoco pretendo justificar, sólo que ya va siendo hora de que cada persona se haga responsable de sus actos, pendejadas, calenturas y demás.

 

AleskaHadaVerde

Nube de etiquetas