Sentires, desde mis tripas.

Entradas etiquetadas como ‘Amor’

CavilandoAndo

  • Hablando con sensatez en estas cuestiones del amor, algo que no me ha quedado claro es el porqué deberíamos de luchar por una persona, eso de batallar/pelear/disputar y hasta enfrentarse a un tercero sólo por el “amor” que se le tiene al otre.
    Pero no me respondan como el promedio y que para mi es una respuesta mediocre ‘porque no has amado de verdad’ claro que lo he hecho y mírenme aquí soltera, a veces cavilando el porqué de mi pensar, el porqué mi desapego hacia el otre, me ha traído a este lado de la barda donde solo observo, donde pienso qué bueno que no insistí, estoy a salvo, me felicito por no dar la segunda oportunidad otras me pregunto, si de verdad hubiese permanecido sería yo la que estuviera casadita con el tipo, aunque ausente pero finalmente casada, limitada en todos los sentidos pero sabiendo que un bulto amanece a mi lado.
    Pelear para qué, solo por no quedarme en impar?
    Llegue al mundo así, en unidad.
    Disputar el cariño con otre, combatir para quedarse con el premio de consolación porque no es el del primer lugar eh!
    De verdad se necesita demostrar como un animal que defiende al crío, para que el otre crea, asevere esa adoración que tiene y se sienta el ultimo oasis del desierto?
    Dejar pedazos de sí mismo y hasta la dignidad en prenda con tal de conservar el afecto, ese amor que se ha construido a base de estúpidas ‘pruebas’ de lealtad de para saber cuánto le quiere?
    Neta, qué tan jodido se necesita estar para llegar a eso, dejar de ser uno mismo, perder hasta la esencia en pos de un amor que jamás olvidarán –porque además así lo elijen– de un alguien que no les amará igual que ustedes.
    Que tanto debí ‘aguantar’ para que el último pseudohombre con el que compartí comprobara que le quería, hasta que me arrastrara con el último dejo de lo que soy, de lo que he construido y reconstruido de mi misma?
    Hasta dónde les invade el vacío emocional de no saberse queridos por otre, porque no se bastan así mismos… es algo que se aprende, porque rogar, suplicar que les quieran si ustedes no se aman a sí mismos.

AleskaHadaVerde

2017-abril

 

Anhelo

Me arrojaría a amarle a conciencia,

descubrirle a pedacitos

en las noches que coincidieran nuestros despertares

mirarle largamente por las tardes

antes de que el sol termine su vuelta

olerle la espalda, dormitar en ella

soñar entre sus brazos mientras sea cómodo para ambos

lamer las aletas de su nariz

pasar mi lengua y marcar el surco nasolabial

mordisquear la comisura de sus labios

adorarle cuando el aire le despeine los cabellos

escucharle pensar en voz alta cuando su mirada se pierda en el infinito

tomar nota de sus pensamientos en noches de insomnio

liarme cuando usted no tenga ganas

enamorarme en sus días de cansancio

saborear su cuerpo después de la jornada

dejar que mi mente divague

pensar en otrxs y como consecuencia

verter ese cúmulo de deseos en usted

le requiero en mis noches de insomnio

en mi

ahora

hoy

 

 

AleskaHadaVerde

25-7-16

 

Zapatero, ya eres un ‘mórido’ mayor 1998-2016

Hay dos tipos de Zapateros, el que fabrica y el que repara el calzado.

Qué hace un reparador de calzado: plantillas, pone suelas o media vida, cambia tacones para botas y zapatillas, algunos se forran porque cuando se rompe no siempre se encuentran en el color del modelo a reparar, otra veces es el que la clienta quiere porque le son más cómodos o porque están de moda… ponen alma a los zapatos aunque algunos le llaman madres que es la orillita que está entre la suela y el zapato. También ponen remaches, cambian cierres de botas, bolsas, petacas y chamarras y hasta les cambian el color, cosen o pegan parches, hacen virones, para los pies planos a falta de plantillas o simplemente porque pisan chueco, clavan protectores de metal –para que las tacones de los caballeros hagan clin clin clin– y abrillanta los zapatos o los bolea según sea el tipo de calzado, con tinta fuerte y grasa –del oso– esa es la buena.

Los implementos del zapatero para su labor son:

  • Pie de metal donde se coloca el zapato a reparar, colocado sobre un poste de madera, los mas ‘nais’ usan un trípode.
  • Cuchillas, que ellos mismos diseñan, aunque también hay de catálogo, con harto filo para cortar el cuero de las suelas, o el hule neolite, la cámara de avión, o el hule alemán para las tapas.
  • Martillos en diferentes tamaños, elegantemente se llama para asentar, pero siendo cómodo al sujetarlo y trucho con el golpe… tiene múltiples usos si se emplea con cuñas, o estacas.
  • Un hacedor de agujeros –sacabocados– para los remaches, o cinturones, punzones para los agujeritos del cuero, la piel y poderlos coser.
  • Hormas que eran de madera y ahora hay unas de plástico que a mi no me gustan porque no horman bonito como cuando al zapato se mete en agua y esta absorbe la humedad y listo, un pie de ‘tamal’ entra cómodamente en el zapato.
  • Pinzas alicate, desarmador, clavos de todos los tamaños, lijas, cepillos, rodillos, maquina de coser, agujas curvas, hilo cáñamo, cera, cemento cinco mil o epóxico, thinner, estopa, tintas, brochas, un líquido rojo ladrillo que no recuerdo cómo se llama pero que sirve para darle ese color de ‘nuevo’ a las suelas
  • Mandil de cuero o una bata para cubrir la ropa y evitar las manchas o bien limpiarse el ‘chemo’ aunque la camisa no libre las cuchilladas a la hora de ponerle enjundia a la cortada de la suela o la tapa.
  • Papel periódico para envolver los zapatos o en su defecto bolsa si es que el cliente los había llevado en una o bien las del ‘super’. Papel de estraza para esas cortadas o martillazos en los dedos.

Papá: esbocé harto el cómo rememorar que hace 18 años dejaste la profesión de zapatero para ser hacedor de estrellas, ya eres un extinto mayor ¡dieciocho años!

Había que hacerlo como homenaje a una profesión que después resultó ser un oficio; trabajo artesanal y ahora les llaman trabajos nobles; que se está extinguiendo y que mi hermano mayor se niega a dejar.

Tengo fresca en la memoria de todos mis sentidos, el olor de lo que implicaba ser zapatero, la tinta fuerte olor característico y que me gusta, el thinner y el cemento, olores sin malicia para nosotros en ese tiempo. Tus manos callosas, rasposas y embadurnadas de ‘chemo’ hasta debajo de las uñas de un color negruzco por el paso del tiempo y el mismo trabajo, esa sensación aun la percibo, como si me hubieras acariñado la semana pasada.

Los momentos divertidos cuando jugábamos a los soldaditos con las rebabas del metal del alma del tacón o clavos que de pronto se iban a la hora de pasarlos por el esmeril, un imán y periódico, la cuestión era entretener a las creaturas y claro levantar clavos aun útiles del suelo, mm creo que ese era castigo para que dejáramos de dar lata jaja.

De cómo en la mañana te peinabas y se atoraba tu peine pirámide en tus chinos canos porque restos de cemento habían llegado allí quien sabe cómo, el olor del ‘wildroot’, la crema de viejito y el ‘old spice’ que de pronto usabas, como cuando ibas a coser… no creas que no me daba cuenta.

En estos 18 años, habiendo aprendido de todo lo que nutre la mente y el sentir me pregunto; fuiste feliz, estabas satisfecho o contentito… más allá de los viajes continuos a la playa y qué decir las idas al rancho esas donde los viernes a la salida de la escuela ya nos esperabas en el barracuda para irnos de fin de semana, tus caminatas en el cerro, la cacería, la degustación del resultado de ésta, uy las huilotas, ardillas…

Creo que sí, que en el fondo agradecías lo que el Sr. Sánchez comentó; que aun dentro del entorno social éramos… digo, somos gente de bien, sin vicios; no mientras vivías, no mientras no trabajábamos para nuestros ratos de esparcimiento jaja.

No pertenecimos a ninguna banda que en ese tiempo estaban de moda y aun quedan muchitos en la colonia, ¡con bisnietos imagínate!, respetamos a los mayores y les hablábamos de usted, no hicimos monas, ni bolsitas de chemo y mucho menos se nos ocurrió hacer negocio con ello jaja.

Te sigo recordando y te menciono en mis redes, pocos saben que el Zapatero al que la porra lo saluda y le dedico canciones arrabaleras, es mi papá y que respondía al nombre de Antonio.

Gracias por las enseñanzas y los madrazos –sí sirvieron jaja– por tu trabajo y la labor que realizaste en el plano terrenal, conmigo y mi crío. Sigo trabajando como me enseñaste, sigo tardándome en la cocina, mi práctica no ha mejorado y el año pasado creo que solo lo hice tres veces.

Donde quiera que estés, gracias, gracias, gracias.

horma

Ps. Si me faltó algo de lo que enumeré que ocupabas es porque yo no metía mano en tu changarro y la memoria ya me falla.

Hombres malotes…y mujeres qué

A veces, creo, es fácil hablar mal de un hombre, será porque somos más mujeres en este México, o de verdad harán efectivo ese de que a cada hombre le tocan 7 mujeres…

 

Dentro de lo más demandado a los hombres, es el que no cumpla con sus funciones de ‘padre-engendrador’, porque es un abandonador de hijos… aunque esto es coResponsabilidad de los ‘cogientes’ si no usan condón.

 

Es responsabilidad de la señora en cuestión de si gesta o no al producto, aunque claro, si de parte del sujeto sale la sugerencia de: abórtalo, esas culpillas que implantan a la mujer como parte de la educación en casa… o porque desde niñas lo han escuchado y se porque se ve en el ambiente donde cohabitan, muchas dicen no, por miedo, por ignorancia y sobre todo porque D-os las va a castigar… yo creo que ese D-os también debería castigar a las que nomás los echan al mundo y no se ocupan de ellos.

 

La mayoría de estas mujeres que apechugan un embarazo, creen que una vez parido y mostrado al engendrador, este le entrará la ternura y dirá sí nos juntamos… y no es verdad, qué les hace creer que si no las acompañó en el proceso las va a apoyar para mantenerlo y con lo caro que cuestan!!

 

Aun así muchas mujeres le echan la culpa a los hombres, por no hacerse cargo de sus hijos, aun así muchas le ponen el apellido del padre creyendo que alguna vez lo reconocerá, muchas de ellas le inventan historias al crío con la estúpida esperanza de que el engendrador algún día volverá de la contienda…con otras mujeres.

 

Ahora que sí, hay hombres que se ufanan de tener hijos por doquier y presumen el número de vástagos como si ellos los mantuvieran, bueno es mucho pedir, si quiera llevaran su apellido o al menos le dieran un abrazo al fruto de la calentura o bien del ‘amor’ de uno de ellos.

 

A todos esos engendradores no se les debe llamar padres de… son reproductores de creaturas y punto.

 

Otro reclamo es el amor…bendito afecto, cariño, enamoramiento…

 

Que si se llevó el corazón, le dieron todo, hicieron todo por él, lo amaron como nadie, dejaron la vida que llevaban y hasta se enemistaron con la familia… en fin argumentos no faltan en estas cuestiones del querer.

 

Así como el punto anterior, para una yunta se necesitan dos, a fuerza, no hay de otra.

 

Si entregó todo el corazón, todo el amor, lo quiso más que él, etc., fue porque así lo decidió Usted y también porque el otro lo permitió (aquí aplica en ambos sexos, ellos también se quejan por esto de que no les corresponden como ellos quisieran, imaginan o creen que están obligadas a…). Uno es quien decide qué hacer con el afecto, cómo compartirlo.

 

Pero lo que es más controversial son las expectativas que ponen con el otro; porqué esperar un algo a cambio, dónde dice que das y recibes así en automático, pues si no es compra-venta de sentimientos.

 

Uno da así nomás, tal vez, o quizás regrese, no es al antojo, es cuando uno sabe corresponder y sabrá qué con lo que se recibe, el universo es sabio.

 

Ahora, que hay hombres vividores, estafadores e hijosdeputa sí, si los hay pero qué creen, que también las mujeres son así, algunas se les llama arribistas, sólo que en ellas es mal visto porque, pues son mujeres, el sexo débil; y no lo presumen o expresan ni estando borrachas; ellos sí, necesitan hacerle saber al mundo que tienen el poder, que son unos machos, que tienen el control y que como tal se les debe honrar y todo por esas adoradoras del pene.

 

Para ambos géneros; el respeto se gana y es con trabajo, con acciones, no solo porque el cuerpo y la carita mona que tienen que pareciera están hechos a mano. No, hay que esforzarse en ello, en el respeto.

 

No defiendo a uno y a otra, tampoco pretendo justificar, sólo que ya va siendo hora de que cada persona se haga responsable de sus actos, pendejadas, calenturas y demás.

 

AleskaHadaVerde

¿Cuándo es que deja de doler la ausencia?

Cuándo es que deja de doler la ausencia

Son 17 años que han pasado y creo que rápido porque no se me hacen muchos desde el último almuerzo, confieso que tengo que hacer cuentas para calcular los años no son más de 12 dije hace un año… te pensé; ay wey ya mero cumples la mayoría de edad-‘mórida’.

Aun puedo olerte y sentir tus manos con resto de ‘chemo’ ese con el que se pegan los zapatos, ese trabajo tan digno ahora llamado noble. El olor a tinta fuerte me lleva a ti.
Cada que escucho un clac clac clac ó tap tap tap digo: unas tapitas o tacones ¿no Zapatero?

Sabes, Ni me obsequió unos zapatos, me duraron harto así como año y medio, eran los de batalla hasta que un día un hermoso hoyo hizo que salieran de circulación y recordé aquellos zapatos de moda que tenían la correa atravesada recuerdas que no querías comprarlos porque no eran de los que pedía la escuela… a lo que pusiste un parche porque mi dedote gordo, –que por cierto es tu pinche gen jaja– para que me duraran un poco más.

Parece mucho tiempo si se cuenta por meses, si tuviera un cartucho por cada martes que ha pasado, serían los necesarios para celebrar los días 15 de septiembre, año nuevo y así saludarte hasta donde estés.

Gracias Zapatero, gracias, tiempo, gracias vida.
AleskaHadaVerde

Querencia

Compartir tiempo con alguien y que te contagie su vibra y que su luz te inspire a ser mejor, eso es parte del amor. ‪#‎AleskaHadaVerde‬

Deseosa

anhelo estar

detrás tuyo

pegada a ti

dormir en ti

soñarte

aspirarte

tomar café

mirarme

en tus ojos

sonreír

abrazarte

estar en ti

#AleskaHadaVerde #AleskaMujerDeHuidaGarante

Nube de etiquetas