Sentires, desde mis tripas.

Con la resaca por el suicidio de una reconocida figura pública, quien en su carta puntúa que es su decisión, porque admitámoslos vivimos en México y su carrera sí ya valió madre desde el momento en que la anónima denuncia un acoso-“insinuamiento” al cual acudió “la víctima” dos veces más, aunque dice que le incomodaba en ella no cabía la maldad y sigue confiando, entonces para qué sirve el instinto; como mujer, hablando neta, regresas porque sabes que vas a obtener un algo, serás la más popular de tu grupito de amiguis, te sentirás por encima de ellas, todas hemos desafiado a nuestros padres, hemos hecho cosas que sabemos que están mal pero no les decimos porque nos llamarán la atención, en el peor de los casos te pueden decir que si sales con tu domingo siete, panzona, embarazada ¡pues! te atiendes a las consecuencias, te chingas o a ver qué haces con tu “bendición” les dicen ahora.

Estoy a la espera de más denuncias en contra de Vega, acaso ella será la única que en cuando tenía 13 años andaba en el Chopo con sus amigas, la elegida por éste. Los dichos no son en vano, el hombre llega hasta donde más mujer quiere. Hasta mi sobrino de 5 años se echa a correr cuando lo beso más de tres veces, o aplicarán eso de que muerto el perro se acabó la rabia.

Llamarlo cobarde por no confrontar los hechos y decidir salirse por la vía más fácil… y aquí opinan todos los pseudo expertos en la psique, posiblemente esta fue la gota que derramó el vaso. Hay quienes se basan en el porcentaje de feminicidios y lo comparan con los de los hombres, que sí, mueren muchos por andar de rateros, enfrentamientos por el lugar de venta, por los deudores, porque estaban borrachos y les ganó el rencor, porque uno le bajó la vieja al otro…

Las mujeres despechadas son lo más terrible que existe, mucho más cuando el resentimiento que se acumuló durante meses les ha dado pie a ideas sumamente chaqueteras de destrucción, de aniquilar al otro o la otra porque entre mujeres cuidado se matan sin piedad porque seamos honestas chicas, quiénes son las primeras en llamar zorras a las mujeres que les están robando a su hombre, esas que son más fáciles a la hora de ligar que no se dan su lugar.

Desde mi trinchera, desde la comodidad de mi cel posteo, sí y con conocimiento de causa y sí afirmo y sostengo qué hay pseudoHombres y que el promedio son en mi visión putosculeros y también las mujeres y sí hay oportunidad de chingarse a uno o a otro se aprovecha, chingar al otro en México es ley, para esto la muestra de los gobernantes y políticos que tenemos, o tan solo vayan al mercado para ver cuántos kilos de 950 gramos le dan.

En México y ni modo que me disculpe por vivir en este país. El suicidio no está tan clasificado de el porqué se comete, aunque claro, todos concluyen que decidió escaparse por la puerta falsa.

Todos en algún momento pensamos en que sería mejor morir en ese instante donde la claridad mental ya no deja ver más allá y se es valiente o cobarde depende de la posición del que juzga que lo haga o no.

Y también en México aún y con un buen instituto de psiquiatría y hospitales que han mejorado la captación de pacientes, es insuficiente y deficiente la atención para quien está deprimido y lo tachan de huevón porque siempre ha sido así como su papá o mamá depende de quien sea el motivo de su frustración, solo atinan a recetar antidepresivos como cualquier aspirina o ranitidina para estos casos a los que se le suma el estrés.

¿Este es el resultado que esperaba la niña de 13 años con ahora 28?

Nunca lo había contado, ni a sus amiguitas de ese entonces, ¿cómo has podido sobrevivir todos estos años callando algo así, tus padres nunca se dieron cuenta, nunca fuiste a una terapia, porque esto del #MeToo no equivale a una ni te libra de ese mal sentir que dices tuviste pero que te hizo volver. Y no te juzgo me interesa porque quizás tienes la cura para otras niñas y no tendrán que ir a terapia, ni tomar fármacos.

Nadie cuestiona lo que sucedió entre el tiempo pasó y la denuncia, solo importa que al fin alguien supiera la verdad.

Y todo este palabrerío me lleva a re-pensar en una pregunta que no hice en su momento porque la persona en cuestión no se apareció:

¿Después de tantos años y que los hijos ya están “grandes” (aunque no son adultos) qué sentirán saber que su papá se mató, se ahorcó, se quitó la vida, porque tú se lo pediste como prueba de que en verdad te amaba?

AleskaMujerDeLosHuevosParaArriba

2 abril 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: