Sentires, desde mis tripas.

Así dice un dicho en mi tierra México, tienes una habilidad sácale provecho, estudiaste para algo procura que si buscas un trabajo tenga que ver con lo estudiado, sí ya se, es tiempo de crisis y se toma lo que hay, pero por favor háganlo bien, así como para agradecerles.

Me sigue produciendo un no se qué; algo como entre el enojo, frustración y desconcierto, el trato con la gente que supongo -yo- tendrían que saber qué es lo que venden, qué tienen, con qué cuentan pero no tienen ni la más pinche idea de lo que es traer, sino la camiseta puesta sí la credencial que los acredita dentro del área laboral.

Por ejemplo:

Pregunto por un medicamento en el área donde manejan las promociones para pacientes

-Acerca de las tabletas ‘Esperanza’ me reportan los pacientes que está agotado ustedes me pueden informar cuanto tiempo durará el desbasto?

– Esteranza? déjeme ver

– No Esperanza

– Desperanza?

– Es-pe-ran-za de espera!

– ah sí, Esperanza a ver espérame

– o –

Me recuerda a cuando trabajé en una fábrica de ropa ‘Pantalones Sport’ el dueño, de origen israelí no tenía una buena pronunciación del castellano. Había una recepcionista de recién ingreso y le decía cómo tenía que contestar:

—escrito fonéticamente a propósito con fines ilustrativos—

-Tienes que decir buenos, días, tardes Pantalones Estport

-La recepcionista repetía tal cual Estport

-Isaac rebuznaba no, no! se jalaba los cabellos Estport, Estport

– .intervine. Pantalones Sssport

– Isaac me miró feo y dice eso es justo lo que digo

No miramos la contadora, la recepcionista y dirigimos la mirada a Isaac quien dijo ‘bueno así como lo pronuncia ella.

– o –

Hace una semana en un bar, la Srta. que tenía más pinta de edecán -de esas que están más pendientes de no despeinarse que de la atención al público-

-Buenas noches por favor un vodka tónic

-Si claro, con qué se lo sirvo?

– o.O -sí hice esos ojos- con agua quinada como es?

– me hace una mueca de disgusto, de fastidio para ser exactos y trata de sonreír, ah pues sí, pero deje le digo al cantinero

Y pagué caro el haberle echado los ojos, no se volvió a acercar a mi mesa hasta que volví a pedir otro trago y de paso pedí una botana que nunca llegó hasta que me levante de mi lugar y fui hacia a ella a recordarle mi petición.

Por qué las empresas se empeñan en conseguir lo que sea que salga barato, en cuanto a mano de obra y no pagar lo que corresponde a las personas que se dedican, estudiaron o bien tienen ese ojo clínico o de buen cubero que en este caso aplica.

Lo que sea que hagas, hazlo desde el corazón, desde las tripas o desde donde te nazca el placer de servir, trabajar para lo que fuiste contratado y no olvides sonreír. Gracias

AleskaHadaVerde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: