Sentires, desde mis tripas.

9:50 AM: Un lunes cualquiera del mes de abril, lo veo llegar, es de esos hombres que sonríen con la mirada, tan lindo él ojos miel o aceitunados da igual, son atractivos, tez morena, siempre lo he mirado vestido de traje, me tiene ubicada gracias a dos amigas que le nombran el “caramelo”, me mira con esos ojazos lo miro y no sonrío, se forma detrás de mí, ¡oh si! ambos hacemos fila para el transporte que nos llevará directo y a la puerta del condominio donde laboramos, minutos después viene una chica con una sonrisa tímida y sin gota de maquillaje –esto lo ví después eh!– se acerca con un ‘hola amor’ y lo saluda con beso en la boca, su sombras los delatan y el agg el “chuic” –onomatopeya del beso, me pregunto, porque les gusta hacer tronar los besos– uy tiene novia

–Ella: por qué no me esperaste solo tarde unos minutos
–Él: ya estás aquí, ve la fila –en un tono muy serio como trabado de las quijadas, digo yo ya ‘encabromolesto’–

Sí, había cerca de una docena de personas antes que nosotros, avanza la fila y se sientan en el asiento de enfrente, ella lo mira interrogante como buscando su aprobación el solo atina a mirarla con el rabillo del ojo, ella agacha la cabeza y voltea hacia la ventana, mirando a la nada.

No iban tomados de las manos, no se dirigieron miradas, ni recargaron en sus hombros, él miraba al frente como los caballos de carrera.

Hago una llamada y él para oreja, creo que son de los que no les gusta las groserías en boca de una mujer porque levantaba su hombro izquierdo cada que decía, pinche, wey, etc. vuelve a posición original.

El viaje de pronto adormila, nos va pegando el sol y hace que los ojos se entrecierren, ella iba cabeceando, él la mira de reojo y niega con su cabeza, se aclara la garganta y ella se endereza un poco pero su cabeza se niega a levantarse. Él se acomoda el saco y “sin querer” le roza con un codo y ella se incorpora, no voltea a verlo, mira hacia la ventanilla.

La ultima curva y llegamos, el trasporte pasa por debajo de un puente y él la mira de reojo y hace una mueca de molestia, se acomoda el saco y de nuevo el rozón de codo, ella apenas lo siente; pasamos ya por los primeros edificios y él con una mirada inquisidora –que por supuesto ella no sintió– vuelve a aclarar la garganta, apenas se mueve, él voltea la cabeza la mira desde la testa hasta sus piernas, exhala y lo que hace es acomodarse en el asiento, se levanta y se deja caer con fuerza en el respaldo, ella cual muñeca de trapo lo que hace es rebotar en el asiento y entonces si levanta la cabeza, y yo me levanto porque ya mero llegamos al edificio y alcanzo a ver como él con su pierna le da un llegue a la de ella, pregunto, esa es su manera de decir: “ya llegamos amor”
Aleska.

Ps. 9 de abril. 9:45 AM
-imaginen una gran sonrisa-
Allí viene de nuevo el señor de los ojos lindos.
En esta ocasión hay varias personas formadas detrás de mío, subo al microbús sigue subiendo la gente y ¡zas! se sienta a mi lado, hoy traigo gafas oscuras, lo miro de reojo y él hace lo mismo, su misma posición mirada al frente.
Todo marcha con cotidianeidad, vengo leyendo unas fotocopias, me arrancan risas y expresiones de sorpresa, él solo atina a mirarme de reojo y me mira de reojo y vuelve a hacerlo, ¡ah! olvide mencionar que hoy traigo un discreto escote, me mira cada que río, de pronto veo que su mano hace seña como de quitándose algo, miro la escena: una chica va de pie y en su mano trae un periódico doblado en cuatro, agarrada del pasamanos del asiento y viene rozando la mano del tipo y el le hace el ademán de que le molesta, la chica lo mira extrañado y él dice: pues oye! Y yo pienso ¡qué mamón! la chica opta por cambiarse de lugar.
Si se le acabó el encanto, hay cuestiones que molestan como por ejemplo cuando alguien te viene rozando con su bolsa, mochila, que traen el saco abierto y uno está en el pasillo pero digo yo –y yo que soy bien roñosa– de decir oyes, me lastimas, molestas, me da cosquillas qué se yo, que un manoteo.
Aleska

Hoy es el día 3
Me lo volví a encontrar, esta vez llegué tarde a la fila así que subí al transporte y ya estaba allí.
Iba caminando en el pasillo e hizo el ademán de moverse de su lugar para que me sentara, me pasé al asiento detrás de él.
Volvió a su posición habitual -vista al frente- de pronto llegó la novia, saludo de beso en la mejilla y ya.
Él iba volteando discretamente hacia su izquierda -ventanilla- y su cabeza giraba ligeramente hacia donde estaba yo, creo que le llamó la atención la mancha que había en la ventanilla donde yo iba.
Así nos fuimos todo el camino, si novedad hasta que la novia empezó a cabecear, esta vez él no hizo nada, vaya sorpresa, el Caramelo no estaba tieso y no trató de despertar a su compañera.
Miré al frente y nuestras miradas se toparon gracias al acrílico que estaba detrás del asiento del chofer. Sólo una vez nos miramos, él se acomodo de forma tal que ya no coincidiéramos.
Llegamos a los condominios, no volteó y yo tampoco.

Anuncios

Comentarios en: "¿Esto es parte del amor? Observaciones en el transporte" (2)

  1. Patricia Riveroll dijo:

    Querida Ale:

    Hace muchos meses que no recibía escritos tuyos y que gusto el haber leido todas tus recientes líneas.

    No sabes como llenas mi cara de sonrisas leyendo estas aventuras que vives día a día. Te puedo imaginar perfectamente ante estos ” ciudadanos” si así los podemos nombar.

    Cómo has estado?

    Te admiro y respeto como siempre.

    un beso

    Patricia.

    • Hola mi Paty, me da gusto recibir líneas tuyas, tienes que leer el postscript de este escrito, espero te divierta, he estado leyendo mucho porque estoy en un taller de lecturas, no he dejado de lado la escritura, también lo he hecho y me falta afinar un mucho en este rubro, porque una paciente me dijo que los fuera reuniendo para hacer un ebook y que ya no publicara para no “quemarlos” y esté si tenía que publicarlo.
      Besos mi querida Paty
      y abrazos
      Aleska

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: