Sentires, desde mis tripas.

objeto purpuraQué pasaría si empiezo a acariñar con los hoyos del objeto morado; no desde allí, sino con ellos, supongo que se les formara un algo queratinoso, esperaría que fueran de colores vivos, para que al menos fuera llamativo.

Claro esto es mero pretexto, voy preparándome ya, porque seguramente habrá muchos intentos y además, tiene un chingo de agujeros, sí, el miedo a querer, y luego a echar de menos; no pretendo subir al otro nivel, esto es lo más alto que puedo llegar conscientemente, o simplemente dejarme llevar como dicen todos, pero les aclaro, no me dejare revolcar sólo porque sí, aún tengo el poder de elegir, no soy opción, ni nadie lo es.

Volvamos a las cavernas, y ¿si se rellenaran de mecapal? sí ese que le ponen a los caldos, pero también en tonalidades, sería mucho más flexible, resistente, y como diría el zapatero “se doblaría pero no se quebraría”, ¡ah ya se! y si le quito la coraza, ¡no es muy arriesgado!, o bueno, ¿y si protejo lo principal? El centro es lo importante, lo cubriré con varas de membrillo, una de alma, una de petate, otra de espíritu, ramitas del árbol del trueno, de fortaleza, de valor, mucho coraje y listo, el compuesto morado podrá exponerse, al fin ese purpuroso objeto podrá ver la luz del todo pero nadie sabrá que debajo esta salvaguardado lo mas importante: el núcleo, esa semilla de mostaza que aún palpita gracias a que lo acoracé.
Aleska
Sep 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: