Sentires, desde mis tripas.

a través de Ensayo de la sublimación

Anuncios

Diapositiva1

Estudié en un instituto militar donde los alumnos solo éramos mujeres, con profesoras que tenían un grado militar, los hombres que trabajaban en el plantel eran dos supervisores con grado de General y el otro Coronel; el maestro de piano, el de canto y el de instrumentos, siempre había soldados dando mantenimiento a la escuela; se dirigían hacia nosotras como señoritas, las pocas actividades cívicas las compartíamos con otros oficiales y cadetes, nos hablaban en plural como ciudadanos que somos; los documentos dicen “el C.” (el ciudadano)…

A propósito del dibujo, hasta hoy -1 de agosto-, no me causa un nada que me llamen o se dirijan a mí en masculino, o el que no me incluyan en una plática, mencionándome como mujer, como ella… no me siento invisibilizada, ni hecha a un lado.

En este mundo de la psique y otros temas como el espiritual, sé que soy un ser humano, una persona, una entidad, escuchando un podcasts decían que ‘el género puede llegar a ser un lastre’ y sí, esa es mi percepción.

Mi guía y mi supervisor dirían que como crecí en una infraCultura –esto es mío– machista, misógina, de mujeres sumisas, abnegadas, sometidas… en donde quizá, fui invisibilizada, cosificada, ignorada…. y estoy habituada a ello por eso no me causa ruido, además de que mi pensar es masculino y por lo tanto, no se siente ofendido.

Ahora con esta cultura de lo inmediato, de la tecnología, de lo cada vez menos humano, se abusa del chiste, ahora llamados memes en alusión al lenguaje de exclusión.

Me niego a caer ‘más abajo’ a que me suceda un algo como para ‘recapacitar’ y sí entonces, apoyar esto del ‘Lenguaje Incluyente no discriminatorio y no sexista’ es harto complicado hablar y escribir pensando en no ofender o herir susceptibilidades, me ha pasado con los animales, para mi todos son perros, gatos, pericos, pájaros, hay diferencia entre una vaca y un buey, un burro y una mula, aunque estas son cruza de caballo y burro pero creen que es la ‘novia’ del burro, que lindo perrito, es perrita me corrigen con cierto fastidio.

Al principio usamos la arroba @ pero es femenina así que no juega, eso defendieron los lingüistas (ay! Arrigo Cohen haces falta), ahora se usan la X, que es medianamente aceptado… si me dieran a elegir;  prefiero que se utilicen los paréntesis para eso de los géneros, pero a decir las, los, ellas, ellos…

Es tanta la tecnología y tan pocos los valores que quedan, que creo que la técnica-ciencia esta la que nos está excluyendo a nosotros, las personas.

AleskaHadaVerde

 

Cuando se sienta enojado, triste, ansioso o todo junto… mande todo a la chingada; tanto física como emocionalmente; y antes de salir, deténgase y mire a su alrededor, qué hay, quienes están… anote en un papel todo lo que mira, lo que escucha, los olores que perciba; después, aléjese de todos, si le es posible váyase al campo, al parque, un lugar donde el sol caliente su lomito, ahora que si el mal sentir es casi intolerable, váyase a un hotel, o un lugar donde nadie lo moleste con preguntas incómodas, de esas que tan obvias que rayan en lo pendejo…

Apague el celular
Disfrute de usted, no, no trate de disfrutarse, ¡disfrútese! así como esté, como se sienta, ande; vaya a comer eso que tanto le agrada y cómalo en exceso hasta llenarse, o si puede hartarse y de una caminata para bajar la panza, después vaya y duerma con usted mismo, del lado derecho por aquello del atracón; mañana será otro día.

¿Que qué? ¿Que la ansiedad no lo deja?
Ese no se qué que qué se yo, ¿lo persigue? entonces camine, camine y camine, despacio, nadie lo espera, nadie le presiona para que esté en un lugar, solo camine por caminar, no hay un objetivo en especifico, no hay un lugar para llegar, simplemente camine.

Cuando se sienta cansado siéntese de forma cómoda, donde pueda descalzar sus pies y dese un masaje con ambas manos, ah rico, ahora huela sus manos y diga gracias.

¿Está listo?
Ahora viene el trabajo de usted para usted con usted.
Regrese al lugar de donde salió para despejarse, si alguien lo recibe y le diga: ¿porqué huiste? Conteste salí a respirar y si le ponen jeta… mmm es más, no permita que nadie le diga un algo, solo diga: “después hablaré contigo; gracias” si la muina regresa y no puede hablar sin expresar un enojo, dígalo con la señal de guardar silencio –su dedo indice sobre sus labios– eso bastará y si no le permiten eso, entonces sí exhale con todo ese fastidio, que lo tiene harto, cansado y gruña, es más haga una garras con sus manos y diga grr.

Sigamos.
Ordene el área donde estaba cuando la crisis, si alguien lo hizo por usted agradezca.
Observe, mire, ob-ser-ve:
¿Qué mira?
¿Qué hay; quiénes están allí?
¿Cómo se siente en ese momento? Respire hondo antes de contestar; bien, regular, le empiezan a sudar las manos, las tripas le brincan, como que se le quiere despertar la ansiedad o la angustia… este es el momento de sacar esa lista que hizo antes de salir.
¿Le falta algo en su lista?
¿Hay algo nuevo?

Ahora ¿cómo se siente?, bien; no cambio nada su sentir, un poco mejor quizá… bueno, cotejemos la lista, ¿Falta algo, alguien; cómo se siente con ello?
¿Quién sobra y cómo se siente con ello?
¿Quién o qué de sus faltantes o sobrantes le genera ansiedad, enojo o le hace fruncir el ceño o de plano hace cara de iugg porque además de leer el nombre de una persona o una mascota; esta sigue allí?

Si es una cosa y no la ocupa véndala, le diría que la tire pero hay que capitalizar todo lo capitalizable. Ahora que si es una persona, vaya por su cartera e invítela a tomar un café en un lugar neutral, manifiéstele que solo necesita que le escuche y hable… después dialoguen.

¿Sabía que muchas veces eso que nos enferma –y muchas veces duerme a su lado– es porque no nos damos el tiempo de aclarar con ese alguien lo que nos molesta?

Que se van acumulando los ‘detallitos’ de eso que no le gusta pero que por “llevar la fiesta en paz” apechuga y no dice nada; o cree que porque le hace jetas el otro va a entender la indirecta. Pues no, nadie da por entendido nada a menos que lo exprese, o sea, tiene qué decírselo, manifestarlo.

Así es como funciona la relación con el compañero de trabajo, de vida, con la familia.

Sonríe solo porque si
AndarConSentido   Expresso Café
AleskaHadaVerde

 

 

¿Te consideras fiel o leal?

tic tac tic tac tac (tres segundos para pensar)

¿Has sido fiel o leal?

turu ruru turu ruru (música de suspenso)

Deja replanteo la pregunta:

¿TE CONSIDERAS FIEL O LEAL a ti mismo?

¿Has sido leal o fiel a ti mismo?

tic tac tic tac tac (tres segundos para pensar)

¡Cómo que es igual, no, no es lo mismo!

Ser leal es: Cumplir lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor.

LA LEALTAD también es un sentimiento de fidelidad o gratitud, devoción hacia alguien o algo. La lealtad es nunca darle la espalda o traicionar la confianza otorgada.

Ser fiel es alguien que cumple sus compromisos, actúa conforme a la verdad, honesto, noble, honrado, sincero y todo esto da como resultado el ser leal.

La fidelidad en el matrimonio, las relaciones de pareja, de amistad, en la empresa, hasta la monarquía; aunque ellos pedían obediencia y sumisión algo así como dicta la nefasta, caduca y rancia epístola de Melchor Ocampo iiugg hay documentos que dicen es copia fiel –o sea exacta– del documento expedido en 1800…

Siendo honesto cuál fue tu respuesta ante la primer pregunta; ¿Te consideras fiel?

¿En quién pensante?, en la persona que actualmente comparte tu vida ¿en alguien del pasado?

¿Cada cuándo piensas en ti como persona, como individuo, como sujeto?

¿Eres diestro como para observarte como si fueras un espectador de ti mismo?

Cuando piensas en ti ¿lo haces en voz alta o solo mentalmente?, te juzgas, criticas, felicitas, te dices algo bonito, o solo te concentras en alguna equivocación cometida recientemente.

¿Qué opinas de ti?

¿Cuánta estima te tienes?

¿Cuánto te valoras?

¿En cuánto te tasas como persona?

¿Quién pagaría por ti?

La palabra fidelidad, considero que está mal dirigida porque en lo primero que se piensa es en el otro, en la contraparte, en la persona; a la que está de moda llamarle pareja aun cuando no compartan el mismo techo…

okay me viene a la mente esto de la modernidad de ahora que se es pareja a distancia y no hablo de esas relaciones semi-virtuales en donde por cuestiones de la vida del otro se va a un país a trabajar o seguir en la adquisición de conocimientos o herramientas para una mejor profesión y persona, somos pareja pero cada quien en su casa y solo nos vemos en ocasiones, cuando tenemos deseo, ganas… y bueno, te dan una serie de excusas para que sea creíble su relación.

Una pareja son dos seres, donde uno va a la par del otro, entre los dos generan un espacio–vínculo para crear, crecer y potencializar su bienestar y esto es un compromiso ya sea firmado o pactado, pero es algo que se habla –nadie supone–, se fijan metas.

Pareja no es la persona que está encima de ti –hablando literalmente– cuestionando, preguntando si ya llegaste, comiste, pregunte tu día a día, tu minuto a minuto –esos son controladores y entre más tiempo, más difícil la convivencia ¡eh!

La palabra fidelidad se aplica también al trabajo, aunque muchos prefieren decir que son leales al trabajo y sí las dos palabras van implícitas, pero lo importante debería ser uno mismo para uno como persona.

Aunque he escuchado a los seguidores de algunos músicos decir que son su fan más fiel y van a todos los conciertos y se saben todas las canciones y les cuesta mucho trabajo salir de ese espacio de confort para conocer a otros más.

La lealtad y fidelidad debería aplicarse a sí mismo como principio básico de conservar la individualidad, para no esperar hasta que otro, te de el valor que desde un inicio tienes por el hecho de ser único e irrepetible… otra vez: “el valor que desde un inicio tienes por el hecho de ser único e irrepetible”.

Te pido que seas honesto contigo mismo, sí… otra vez, a ver, en quién pensaste cuando pregunté:

¿Quién pagaría por ti?

En la persona con la que compartes tu vida actual, mmm es buen inicio habría qué preguntarle si lo hará con efectivo o cheque

Por puritito morbo pregunto: ¿acaso pasó por tu mente una respuesta como… ‘chale quién pagaría por mi? pues nadie, ni yo lo haría’ o en un tono más melodramático… (suspiro) nadie, no le importo a nadie, ni mascota tengo para que me reciba cuando llego de trabajar…(gimoteo).

O sea que no te valoras, crees que no tienes un valor porque…  ¿Te comparas con otros; porque no tienes esa vida que presumen en las redes; porque no te enseñaron a valorarte a ti mismo por ti mismo, porque has tenido pequeños logros o qué no?

¡Claro que tienes algo que te hace único y de allí tienes que partir!  anda a ver búscate bien, entre cierra los ojos y mírate pasa una lista de todo aquello que algún otro individuo hace pero que a ti te queda mejor, lo haces más rápido, tienes esa cualidad que te resalta aun más el ser diferente a los otros ¡venga! Eche esa lista y la quiero en voz alta.

tic tac tic tac tic tac

Bella sonrisa, mides 1.75 y puedes alcanzar todo aquello que los que medianamente estamos en el estándar de la enanura que es 1.60 metros, cocinas, bailas, tejes, dibujas, eres un gran compañero, compartes lo que tienes, tienes habilidad para peinarte en 15 minutos, planchas sin que quede doble raya en la ropa, ordenas un clóset en una hora, haces tortillas a mano y ¡se inflan!

¿Escuchas?

¿Te escuchas?

Ahora sabes que tienes muchas más cualidades de las que los otros ven, porque solo aprecian aquellas en las que podrían verse beneficiados y porque vivimos una mala competencia contra uno mismo, cuando esta debería ser para ayudarse a que los dos, los cuatros, los once lleguen a la meta.

Te invito a conocerte  a profundidad, a explorarte como si fueras tierra nueva, bueno cada amanecer eres alguien nuevo, diferente al que al inicio junto con este blog y por supuesto te invito a sonreír porque sí.

Toma lo que te sirva.
Nota para AndarConSentido en ExpressoCafé

AleskaHadaverde

Textoso hermoso invitado

a través de Silueta artesanal

Nube de etiquetas